domingo, junio 03, 2007

Una nueva "arma estratégica": Los Emprendedores Corporativos


Las empresas del mundo entero están siempre procurando encontrar nuevas maneras de lograr crecimiento, rentabilidad y competitividad. Esto se ha convertido en un objetivo difícil de lograr especialmente en los países con economías en períodos recesivos. Sin embargo, siempre existen oportunidades con el potencial de generar grandes beneficios para los que sepan aprovecharlas y allí radica la relevancia actual de los emprendimientos corporativos.
Corporate Entrepreneurship es el término utilizado para describir el comportamiento emprendedor dentro de organizaciones ya establecidas. También puede ser definido como el conjunto de actividades formales e informales orientadas a crear nuevos negocios en compañías existentes con el objetivo común de mejorar su posición competitiva y los sus resultados financieros.

Entre los emprendimientos corporativos desarrollados dentro de una organización podemos identificar dos grupos. En el primero encontramos a los “líderes emprendedores”, que refiere a los emprendimientos desarrollados exclusivamente por una persona encargada de la realización completa del proyecto. En el segundo grupo están los “equipos emprendedores”, quienes tienen a su cargo la puesta en marcha y desarrollo un nuevo proyecto. A estos dos tipos de emprendimientos se los conoce como “Emprendimientos Internos”.
La otra alternativa que existe para este fenómeno son los “Emprendimientos Externos”. En donde la administración del proyecto es externa y requiere de un menor compromiso y un grado inferior de interacción entre el emprendimiento y la empresa matriz. Entre estos es posible encontrar varias alternativas comúnmente utilizadas como el financiamiento corporativo, la incubación corporativa, los “spin-offs” (proyectos que comienzan a gestarse dentro de una organización pero que luego se independizan al momento de la implementación) y los “joint-ventures”.

Debido a que habitualmente los nuevos emprendimientos ocurren en territorio no totalmente conocido para cultura tradicional de la organización, las posibilidades de éxito no son muy alentadoras. Más aún si se considera que cada uno de estos nuevos proyectos estará relacionado con un nuevo producto, un nuevo mercado, nuevas tecnologías, o una combinación de estos tres elementos.

Desde la Cátedra Karel Steuer de Entrepreneurship de la Universidad de San Andrés, venimos desarrollando desde hace más de tres años una serie de investigaciones con el objetivo de estudiar el fenómeno de los Emprendedores Corporativos en la región e identificar sus características más relevantes. Como parte de ese programa, les puedo contar algunos resultados de una investigación exploratoria entre un grupo de grandes empresas que cuentan con experiencia en esta temática. La muestra incluyó poco más de 250 profesionales pertenecientes a 43 grandes empresas diferentes que operan en el país y que desarrollaron alrededor de 49 emprendimientos corporativos activos al momento de realizarse este trabajo. Respecto de las características generales de la muestra vale la pena mencionar que el 70% de los emprendimientos estudiados tiene más de 3 años de existencia, el 18% tiene menos de 12 meses, y el restante 12% tiene entre 1 y 2 años.
Según los datos arrojados por esta investigación, el Entrepreneurship Corporativo es un fenómeno que predomina en empresas en crecimiento con una fuerte situación financiera, en las cuales se desarrolla como una estrategia de crecimiento efectiva. Esta intención estratégica es importante porque ayuda a explicar el grado de apoyo y compromiso que la alta gerencia tiene con los proyectos aun cuando estos son poco significativos en cuanto a su escala. De hecho, se desarrollan con pequeñas inversiones que son cuidadosamente controladas, y no imponen grandes riesgos para las finanzas corporativas. El modo de controlar el desarrollo de los emprendimientos es por objetivos establecidos de común acuerdo entre la gerencia y el equipo emprendedor. Estos objetivos están atados en su mayoría a criterios financieros de acuerdo a los cuales se evalúa el desempeño del proyecto, eventualmente otorgando recompensas para el equipo emprendedor en los casos exitosos.
Por otro lado, los responsables de los emprendimientos son elegidos desde dentro de la empresa y el criterio mayormente utilizado para su selección se relaciona con la experiencia y el conocimiento de los procesos, la estructura y los principales actores dentro de la organización. Un criterio que resulta efectivo para lograr el desarrollo del proyecto a pesar de los obstáculos burocráticos que puedan presentarse.


En muchos aspectos los emprendimientos exitosos son administrados de igual modo que el resto de las divisiones de la empresa, pero se comprobó un alto grado de compromiso y “protección” por parte de la alta gerencia para que esto suceda.

En definitiva, aun cuando el Entrepreneurship Corporativo no se encuentre completamente difundido entre las organizaciones de la región, existen buenas razones para creer que se podrá evidenciar un notable aumento de estas prácticas en los años venideros. Por eso es importante continuar trabajando en esta disciplina para alcanzar una mayor comprensión de la dinámica de dichos procesos y las variables relacionadas con los emprendimientos exitosos. Eventualmente aprenderemos a mejorar la manera en la cual los emprendimientos son concebidos, planeados y administrados dentro de las organizaciones ya establecidas y seguramente enfrentaremos nuevos desafíos.....

11 comentarios:

Juan Pablo dijo...

Hola Sergio, muy bueno el post. A pesar de que no tengo experiencia en grandes corporaciones, trabajando "desde afuera" de las mismas se ve que una gran desventaja son la cantidad de oportunidades de negocios que dejan pasar. Creo que el Corporate Entrepreneurship viene a cubrir este gap, donde lo que dejan de ganar las compañías es muy significativo, y que es el nicho de gran cantidad de Entrepreneurs que se ponen a generar soluciones a partir de gap de grandes corporaciones.

A pesar del optimismo y de los buenos resultados de la muestra, creo que para que esto surja de manera masiva en las compañías, o al menos con una apuesta mas fuerte, falta mucho.

Muy interesante el post!
La semana que viene estoy empezando a trabajar en un multinacional así que veré que pasa!
Saludos, jp

Diego Vallarino Navarro dijo...

Sergio,

Como estas? Espero que todo bien.
Muy buenos los datos que contas en el blog, y las predicciones que sacas sobre el Intra Emprendimiento, lo comparto totalmente. Sinceramente los voy a tomar en la investigación que estoy haciendo; te cuento de qué se trata, que viene muy de la mano con esto.

Leyendo el paper que presentaste en el seminario que se hizo en el 2003 en Viña del Mar (yo recién terminaba mi MBA en la UAI y fui parte del equipo que organizó el seminario) y en función de la investigación que Scott Tiffen y Germán Echecopar realizaron sobre un indicador que mide ciudades, armé (tengo un draft bastante adelantado) un modelo que brinda un Indicador predictivo de la Actitud Emprendedora dentro de las empresas en función del sector de la economía a donde pertenezcan las mismas.

La estructura teórica es casi la misma que la tuya, más algo de Germán, más algo de un paper mío que acabo de publicar en Brasil sobre el Comportamiento Innovador en las Empresas de Servicio. Si sale bien creo que puede ser un aporte interesante para el GEM.
Seria bueno compartir información y lógicamente poder trabajar juntos en algún proyecto sobre estos temas; mi disposición es total.

Un fuerte abrazo y estamos en contacto.

Leo Piccioli dijo...

Hola Sergio, me gustó el post, me parece muy interesante.

En Officenet ya no somos un start-up de Andy y Santi... Somos parte de la mayor empresa de office supplies del mundo. Pero en mi visión tenemos mucha cultura de start-up, en donde tratamos de desarrollar procesos estándar que den "continencia" a los intrapreneurs, gente que viendo los objetivos de la compañía abraza ciertos proyectos (solos o en equipo, como describís), con un desafío bien claro: NO business as usual, sino generar un cambio.

En tu post decís "Según los datos ... es un fenómeno que predomina en empresas en crecimiento con una fuerte situación financiera, en las cuales se desarrolla como una estrategia de crecimiento efectiva." Coincido en que una fuerte situación financiera ayuda, pero entiendo que la lógica de trabajo por proyectos, las ganas de hacer y crecer y la decisión constante sobre cómo distribuir los recursos son las bases para esta forma de entrepreneurship, independientemente de si la compañía apunta a crecer o a dejar de perder dinero.

Saludos,

Leo.

spo dijo...

Leo,

Gracias por tu participación y por tus comentarios, espero tenerte seguido por acá y que los otros post te sean igualmente interesantes.
Saludos

spo dijo...

Estimado Diego,

Gracias por tus comentarios, si te parece podemos "juntar notas" y postear algunos de los resultados de tus trabajo en el post. Espero que el resto de las notas y artículos te resulten igualmente interesantes.
Un abrazo

ezequiel dijo...

Hola Sergio! Nos conocimos en el Babso SEE. Yo formaba equipo con Juan Carlos Lucas y asistí en el rol de emprendedor. Más precisamente, Emprendedor Corporativo.

A lo que comentás sobre tu estudio me gustaría agregarle que desde el punto de vista del negocio principal de la empresa, los emprendimientos corporativos se podrían agrupar (o por lo menos, yo así lo haría) en las siguientes dos categorías:

1. aquellos que tienen vinculación directa con el core business de la empresa. Es decir, que necesariamente hay que hacerlos dado que la continuidad futura de la firma está ligada a que los mismos se lleven a cabo.

2. aquellos que no la tienen y que la empresa los encara con una actitud más bien exploratoria. En este escenario se apunta más a sustituir algún proveedor, a aprovechar alguna ventaja competitiva que haga atractivo el emprendimiento o a simplemente diversificarse.

En mi visión, según se trate de uno u otro tipo de emprendimiento, el escenario que se conforme para el Emprendedor Corporativo será muy diferente. En concreto, me refiero a dentro de qué escenario el Emprendedor Corporativo tendrá que llevar adelante su misión emprendedora.

A grandes razgos, las diferencias las veo en los siguientes aspectos:

a. Compromiso Corporativo: es muy distinto el compromiso que asume la empresa en un caso o en otro. Y ésto se ve muy particularmente cuando a la firma le toca atravesar una situación de “turbulencia” que llega a plantear la necesidad de reasignar los recursos internos.

b. Resistencias Internas: si la iniciativa que se está desarrollando no tiene vinculación con el negocio central de la empresa, sería de esperar un ambiente muy poco hostil dado que no existen intereses internos que se vean, a priori, amenazados.
Ahora, si el emprendimiento está vinculado con la continuidad del core business en un entorno caracterizado por el surgimiento de una innovación de tipo disruptiva, la protección y apoyo que necesitará el Emprendedor para llevar a cabo su labor, será sin duda, mucho mayor.

c. Motivación del Emprendedor (o del Equipo Emprendedor): Lo más importante para poder emprender exitosamente es, a mi juicio, el entusiasmo con el que el emprendedor encara a diario su trabajo. Me refiero a la visión que él tiene respecto de lo que está construyendo que es lo que lo motiva a enfrentar y superar cada una de las dificultades a las que se enfrenta.
Si el empendimiento en el que está involucrado el Emprendedor Corporativo pasa a ser visto como “el juguete de tal o cual” o si le toca atravesar un período de indefinición a raíz de no estar alineado al core business de la firma (por sólo nombrar un par de ejemplos en los que la cultura corporativa atenta contra estos proyectos) y todo ésto lleva a que él no puede realizar libremente su labor, su entusiasmo se desvanecerá. Por ende, él, como buen emprendedor ante una situación en la que se encuentra “atado de pies y manos”, emprenderá un nuevo camino.

sebastian dijo...

Hola Sergio, me parece muy bueno el tema y te animo a difundirlo aún más. Hay más datos de la encuesta?
Creo que sí se habla mucho del espíritu emprendedor, pero no he leído tanto del corporate entrepreneurship, que entiendo tiene sus caract.
Está buena la clasificación que hace Eze Calviño entre core busines y exploratorio, aunque quizás hoy puede haber muchos grises. Los proyectos web 2.., dificil situarlos!
Bueno un saludo e intentaré aportar al debate. Algo de eso estamos viviendo en Telefónica con el equipo de Tendencias Digitales

spo dijo...

Estimado Ezequiel,

Gracias por tus comentarios pero fundamentalmente por tus aportes a un tema tan "candente" como el de los Emprendedores Corporativos. Por otro lado comparto muchos de los conceptos que posteas en el blog, espero que siga el intercambio.
Un abrazo

spo dijo...

Estimado Sebastián,

Gracias por tu participación y esperamos ansiosos más novedades sobre los avances que, respecto de estos temas, tienen en Telefónica.
Saludos

sebastian dijo...

gracias Sergio, me interesa el tema, creo que algunas características de las mencionadas tenemos en el equipo que desarrolla el proyecto.
Luego de haber lanzado el blog y el programa Tendencias Digitales, estamos difundiendo, asesorando e implementando ideas 2.0 en áreas de la empresa.
Estamos en etapa de pasar de start up a algo más formal, si tenés consejos...
saludos

spo dijo...

Estimado Sebastián,

Me alegra mucho la noticia, FELICITACIONES !!!!! Sobre consejos los que gustes, cuando los necesites, ya tenemos una manera de contactarnos.
Saludos