jueves, noviembre 29, 2012

Diversidad vs Innovación





La diversidad en las empresas tiene un tremendo impacto en su competitividad: es un hecho que las empresas que adoptan e interiorizan la diversidad como prioridad estratégica son más creativas, eficientes e innovadoras… pero no sólo se trata de mejorar procesos, sino de poder fusionar múltiples perspectivas y cultivar la singularidad, lo que no es absoluto sencillo.


En mercados cada vez más accesibles, la internacionalización, la necesidad de dirigirse a clientes muy diversos en nuevos segmentos y fundamentalmente el impacto de las tecnologías generan nuevos desafíos a las empresas y para algunos de ellos la diversidad es la respuesta.
 
Teóricamente la empresa de puertas adentro debería ser un reflejo de la diversidad imperante en el mercado, por tanto éste no es un asunto estético y políticamente correcto que trasladar al área de Recursos Humanos, sino que debería convertirse en una prioridad estratégica de toda la compañía.
 
Sin embargo tendemos de forma natural a rodearnos de gente afín a nosotros, que comparte valores y formas de ver el mundo. Este instinto, esencialmente bueno en sí mismo, puede ser absolutamente negativo y tener efectos devastadores en el largo plazo para cualquier empresa ya que lleva a la uniformidad de pensamiento y a una endogamia creativa muy perniciosa, y es la causa raíz del ejército de clones que pulula por las empresas. Como afirma el genial Gary Hamel: “Ideas that transform industries almost never come from inside those industries

¿Qué es la diversidad y cómo es posible gestionarla en el ámbito de una empresa?
 
Lo primero es comprender que existen dos tipos de diversidad, la más obvia o visible (relativa a aspectos tales como el género, la raza o la discapacidad), y la menos obvia y más difícil de valorar (relativa a competencias, experiencia, cultura, religión, estilo de vida, etc.) donde ambos tipos son necesarios.
Como es posible imaginar, optar por conformar una organización “diversa” va mucho más allá de incorporar a empleados de una raza o género diferente al predominante en la empresa. Lo importante no es el color de la piel sino la perspectiva única que la cultura, experiencia o competencias de la persona aportan, y que la empresa debe aprender a integrar y poner en valor.

Esto, que resulta tan sencillo de decir, incrementa la complejidad a la hora de gestionar a equipos donde la diversidad predomina, en algunos casos complicando notablemente la toma de decisiones. El papel del líder es por tanto clave en cualquier proceso de diversidad y no es en absoluto una tarea baladí, ya que muchas veces inadvertidamente cargamos con prejuicios que afloran al tratar con diferentes perfiles de personas. Gestionar a un grupo diverso y de gente muy creativa es como intentar pastorear a un rebaño de gatos. En lugar de buscar los elementos que separan a las personas, el objetivo debe ser diseñar una organización que facilite encontrar los puntos comunes y las similitudes. Algunas ideas que nos pueden ayudar a gestionar mejor la diversidad y a explorar sus usos:
 
  • Para los equipos de innovación, que se enfrentan a problemas complejos, crear grupos con diversos perfiles, experiencias e incluso conocimientos (no necesariamente relacionados directamente con el problema a resolver), lo que incidirá de forma importante tanto en la cantidad de soluciones ideadas como en su calidad.
  • En las áreas directivas deberíamos también integrar perfiles diversos (no sólo en lo tocante a diversidad “visible”) capaces de identificar patrones nuevos, eliminar ideas preconcebidas sobre qué va a funcionar y qué no y eliminar esa “normalización de la desviación” que afecta a tantos consejos (consecuencia de asumir que algo que repite habitualmente, aunque esté mal, sea normal).
  • Utilizar la diversidad como forma de explorar nuevos mercados, desechando estereotipos y viendo todas las facetas del cliente lo que nos permite focalizarnos en el autentico trabajo que necesita el cliente y no en nuestra percepción de él. 
Una de las empresas que mejor ha entendido la importancia de la diversidad como palanca de la innovación, capaz de crear ventajas competitivas forma sostenida en el tiempo es IDEO, la que probablemente sea la empresa más puntera en diseño de productos innovadores del mundo, abanderada del design thinking y del diseño centrado en la persona. (Les recomiendo ver el video de Ideo en otro post de este blog)


PD: Crédicos para Javier Mejías

2 comentarios:

Negocios rentables dijo...

toda empresa que quiera sobrevivir en los próximos años deberá innovar, como por ejemplo, teniendo presencia en Internet

Rocio Aranieta dijo...

Muy buen artículo.

El mundo del emprendedor es realmente muy complicado porque hay muchas fuerzas que van a estar en tu contra. La mayoría de personas les gusta el "status quo" y a pocos les gustan los cambios y mucho menos los grandes cambios que se dan a cada rato en Internet.

Lo único que puede hacerte prosperar como emprendedor, es trabajar duro y olvidarte de todas las personas que cada día te quieren poner obstáculos concentrándote en lo que te apasiona para darle más valor a la gente.

En el artículo que escribí hace poco, detalle la lucha que he tenido que llevar por años, aprendiendo a luchar contra estas fuerzas bastante oscuras para superar estos obstáculos y finalmente llegar a tener éxito.

No se debe desfallecer como emprendedor porque es el mejor aporte económico que puedes hacerse a tu comunidad y quién sabe: a todo el mundo, como lo han hecho los emprendedores más famosos del mundo.