martes, marzo 24, 2009

EMPRENDER: ¿Un desafío para solitarios?



Es frecuente al conocer historias exitosas de emprendedores y emprendedoras imaginárnoslo como luchadores incansables, guerreros imparables, personas que todo lo pudieron pero….solitarios.

Nunca más lejos esta imagen de la realidad, sobre todo al momento de comenzar y ser jóvenes el equipo fundador es la piedra angular más importante sobre la cual se construye un proyecto que después será un negocio sólido.

La mayoría de las veces la experiencia indica que “la idea” del negocio se le ocurrió a una sola persona pero es con la confirmación de una equipo (“socios” o “compañeros de aventura”) donde esa idea va creciendo y toma potencial de una oportunidad de negocios para finalmente ponerse en marcha. Si bien el emprendedor es “aquella persona que hace que las cosas pasen” muchas de las veces no está solo y desde ya no es recomendable que así sea. Dos razones muy simples son que por un lado el fundador solitario no sabe “de todo” y la segunda es que tarde o temprano necesitará de un equipo para hacer crecer su negocio.

Ahora bien, ¿Qué requisitos debe tener en cuenta un joven que quiere comenzar a emprender un negocio? Lo primero es una idea que lo movilice, lo cautive, le permita soñar en grande, y lo entusiasme no solamente a él sino a un equipo a trabajar y empeñarse en poner en marcha ese nuevo proyecto, aún sabiendo que las cosas no serán sencillas o que existe la posibilidad de que no todo salga como lo esperado.
Con esa “idea primaria” debe de comenzar a explorar si lo que él tiene entre manos es solamente una “buena idea” o una “oportunidad de negocios”. ¿De qué manera se dará cuenta? Con información sobre lo que ya existe y que sea similar, identificando y analizando las debilidades de sus competidores, conociendo muy bien a sus clientes y entendiendo cuáles son los pasos claves para implementar el proyecto.
Esta tarea no es una tarea sencilla ni tampoco una tarea para una sola persona sino para un equipo. Un equipo será aquel grupo de personas que compartan los mismos valores y el mismo grado de enamoramiento por el proyecto que está comenzando. Son personas que colocan por delante de si el negocio y que de manera permanente alimentan con nuevas ideas, creatividad, racionalidad, experiencia y mucho trabajo.

En un equipo hay habilidades, juicios de valor, experiencias complementarias, flexibilidad y capacidad para adaptarse a los cambios, lo que ayuda a resolver mejor los problemas que enfrentará el proyecto en las etapas de puesta en marcha y crecimiento.

Pero no todas son rosas al momento de seleccionar estos compañeros de viaje y por eso al momento de pensar en quiénes pueden acompañarnos en esta aventura es importante tener en consideración algunas cuestiones relacionadas con la toma de decisiones prioritarias, los códigos para intercambiar opiniones diferentes entre sus integrantes, la experiencia de cada integrante, sus habilidades, capacidad de resistir la frustración cuando las cosas no salen como lo pensamos, su grado de compromiso con el proyecto y los objetivos personales de cada uno de sus miembros.
Si bien el equipo fundador es la piedra angular de un proyecto exitoso también es un conjunto de delicados equilibrios entre sus integrantes que pueden hacer que el proyecto sobreviva a las más duras condiciones o bien se termine al mínimo problema enfrentado.

¿Más o menos experiencia, contactos, alguien que sea muy bueno llevando los números, un experto en ventas?. No existe el equipo ideal, es decir que el equipo ideal es aquel que hace posible la puesta en marcha y el crecimiento exitoso de un negocio y que posiblemente para otro tipo de proyecto no sea el mejor. Pero como línea de pensamiento general es posible decir que sus integrantes deberán de estar alineados con una fuerte contracción al trabajo, con una alta productividad con pocos recursos disponibles y con una resistente habilidad para asumir riesgos.

En este sentido me parece que el tiempo que un emprendedor debe pasar analizando, reclutando y hablando con su equipo fundador es directamente proporcional al tiempo que este grupo estará analizando la oportunidad de negocios y poniendo en marcha de manera articulada el proyecto


  • La credibilidad del equipo se basa características de las personas que ayudan a dimensionar las posibilidades de lograr los objetivos propuestos, por experiencia o por capacitación, por contactos y por conocimiento de los mercados o de la actividad que cada persona va a desempeñar
  • El consejo y la experiencia es fundamental en un equipo de emprendedores jóvenes por eso es importante contar con gente cercana al proyecto que periódicamente colabore con la toma de decisiones más importantes y generen un especio desde la reflexión y la mirada al futuro del proyecto.
  • Los consejeros o mentores del equipo fundador no necesariamente deben de ser “socios” del proyectos pero si estar muy involucrados con el equipo y con todo lo que pasa alrededor del negocio.
  • Los emprendedores creen muchas veces que pueden llevar delante un negocio de manera personal y está probado que el trabajo en equipo es una de las claves para lograr los mejores resultados.
  • En todo emprendimiento el equipo (y no meramente un grupo de trabajo que produce la suma de desempeños individuales de sus integrantes) detrás de la idea es lo que divide el éxito del fracaso en un proyecto. Los inversores invierten en personas que puedan llevar adelante un proyecto y no al revés.
  • Sí a las cuentas claras, a revisar los números periódicamente, al asesoramiento de abogados y contadores, a los consejos de los mentores y a la visión compartida del negocio. No a los aportes de capital desparejos, a las responsabilidades no bien establecidas, a un mecanismo confuso de toma de decisiones.

3 comentarios:

bruno grandi dijo...

Interesante!

Surfeando por internet encontré esta guia sobre entrepreneurship que depende del credioop, mi poca experiencia no me permite evaluar su calidad, invito a mirarlo y si quieren hagan comentarios. Espero , sea de interés.

Saludos!

LINK

http://www.emprendedorxxi.coop/html/creacion/guia.htm

spo dijo...

Gracias Bruno!!!!!
Saludos

Martina dijo...

Me encantó el artículo! me siento un poco identificada, dada mi primera experiencia de ayudar a crecer un emprendimiento. Creo que las tareas pueden llegar a no ser tan fáciles en un comienzo pero, siempre y cuando uno lleve puesta la "camiseta" del equipo y tenga la fuerza y coraje para llevar adelante los pasos más duros de un emprendimiento, todo se puede lograr!!

Vale la pena tener en cuenta estos puntos.

Saludos!!