viernes, agosto 15, 2008

Alpargatas para el mundo......

Durante el mes de enero del 2006, el norteamericano Blake Mycoskie vino a la Argentina con el objetivo de mejorar sus habilidades como polista y, en pleno campo, descubrió que existían las alpargatas. Quedó cautivado por la comodidad y la sencillez del “calzado gaucho” y se le ocurrió fabricarlas con materiales más sofisticados, incorporarles diseño y darles un fin solidario sin descuidar el negocio: por cada par que vendiese donaría otro para chicos de bajos recursos. Alejo Nitti, su profesor de polo y testigo directo del proceso, se entusiasmó con la idea aceptó ser su socio y en pocos meses lanzaron la marca Toms, Shoes For Tomorrow.

Con suela de caucho natural, plantillas de cuero y diseños divertidos y novedosos, las Toms, que se fabrican aquí y en China, se convirtieron enseguida en una alternativa de moda, aunque sólo para muy entendidos, y no de la Argentina, sino del extranjero. A la comodidad propia de este calzado había que sumarle diseño, de lo cual se encarga Mycoskie, que de repente se descubrió diseñador: trabaja con colores alegres y géneros frescos en el verano, y con cueros, corderoy y pana en el invierno.



Que algunos famosos, como las actrices Scarlett Johansson y Keira Knightley o el actor británico Ewan McGregor se hayan declarado fanáticos de las Toms contribuyó al éxito. Y estimuló el costado humanitario de algunas celebridades. Johansson, por ejemplo, se niega a que se las regalen y prefiere pagarlas, y McGregor donó en febrero 100 pares en Tanzania, donde colabora con una fundación.

La estrategia es sencilla; se trata de destinar, en forma de donación, toda la venta de los países ricos a los países en vías de desarrollo, y ha dado buenos resultados: durante el primer año vendieron 10.000 Toms y, para repartir los 10.000 pares correspondientes, realizaron una campaña de entrega en distintos puntos del país durante un mes. Primero visitaron el comedor Los Piletones y luego viajaron a Misiones, recorriendo escuelas y comunidades indígenas.

Toms es la primera empresa que dona la misma cantidad de producto que vende. El año último fue aún mejor: las ventas alcanzaron los 60.000 pares: unos 50.000 se donaron en la ciudad sudafricana de Puerto Elizabeth, con la ayuda de una fundación local, y otras 5000 se distribuyeron por escuelas del Gran Buenos Aires. Además, la gente puede ingresar al sitio de la empresa (tomsshoes) para proponer lugares, escuelas rurales, comedores, entre otros. Así, se llevan a cabo tours (Shoe Drops) y se recorre el país donando a los lugares solicitados.
La elección de los lugares depende absolutamente de la necesitad de calzado por sobre cualquier otra variable. Toms valora más realizar 400km para regalar cien pares a chicos muy necesitados, que repartir la misma cantidad en lugares de fácil acceso pero sin demanda manifiesta.



Una empresa nacida de una idea sencilla con una combinación de visión comercial muy particular que muestra que es posible tener un negocio exitoso cuyo espíritu está centrado en la responsabilidad social, en la calidad y el diseño.

7 comentarios:

Þåülî dijo...

excelente!
estoy aprendiendo un poco mas de responsabilidad social en el CAEII
llego el dia!!
te veo en un ratoooo!!

Pablo Costa dijo...

Me parece muy interesante el articulo. Gracias por publicarlo. Realmente me parece un ejemplo a seguir, y espero que marque un camino...

spo dijo...

Gracias Pablo!!! y espero que encuentres otros post que sean de tu interés
Saludos

nahuel dijo...

ka idea es buenisima..lamento aportar la mirada "negativa", pero tampoco seañon ingenuos. este muchacho como emprendedor un fenomeno, pero tengamos en cuenta q las vende a 50 dolares algo q de costo no llega a 5 dolares. tampoco es un derroche de generosidad no?? visto del negocio impresionante, y mas si como yo pertenece a una familia q la pelea en la industria del calzado...ojala tenga una idea como la de este tom...saludos

spo dijo...

Nahuel, fijate en www.laspaez.com.ar que es la versión Argentina y que voy a postear en unos días....a ver qué te parece....

nahuel dijo...

muy interesante la version argentina... estoy un poquito sorprendido...sobre todo por el alcance de las ventas...gracias por hacerme conocerlo...espero ansioso el nuevo post entonces... saludos

Andy dijo...

Sergio, mil gracias por acercarnos a esta genial idea. Ademas queria resaltar que esta super clara la pagina de Blake y sus videos, y ademas son cortitos asi que mejor todavia. Me parece super positivo que se expandan los diseños y mercados a los que llegan las alpargatas, y que al mismo tiempo se genere un impacto positivo a sectores carenciados. Esta buena la idea redistributiva de cobrar 50 dolares o mas a determinadas personas que pueden pagarlo, y con eso regalar a quienes tienen los pies tan lastimados, y generar una ganancia en medio. Sin embargo quiero subrayar que este ciclo no constituye mas que un parche. Cualquiera de quienes hemos usado alpargatas diariamente para trabajar sabemos que su vida util es bien corta. Por eso me parece que lo que le falta a la idea de Blake es generar conexiones con otras organizaciones, y ver la forma de dejar algo mas sustentable a las personas carenciadas. Esta claro que tener alpargatas durante un tiempo es mejor que nada, pero me parece que se podria buscar la forma de generar algo que perdure mas en el tiempo, especialmente si estamos hablando de algo que dura poco como alpargatas. Y me parece fundamental para lo mismo que la organizacion de Blake se ponga en contacto con otras organizaciones.
Saludos!! Andres Filippini, alumno UdeSA